FMND: ¿Durante la preparación para los Juegos Olímpicos, ¿cuál fue tu rol con los atletas? ¿Qué tan frecuentemente asistían a la consulta de Nutrición y en qué consistía?

Cuidando el protocolo de hidratación para el partido de Natalia Alfaro, jugadora de Volleyball de playa.

En el Comité Olímpico de Costa Rica (CON), la federaciones nos dan sus proyecciones de los atletas con posibilidades a clasificar, lo que define los atletas con los que debo trabajar y a quiénes darle seguimiento. El rol general con llevo con ellos consta de una primera cita en la clínica del CON donde completo el expediente con todas sus características personales, horarios, historia nutricional y otra serie de datos importantes que necesito para diseñar el plan a seguir. En el CON, todos en el equipo multidisciplinario tenemos la filosofía de salir al campo para ver a los atletas en sus ambientes, así que lo siguiente es visitarlos en sus entrenamientos, hacer mediciones de tasa de sudoración, ver las condiciones de clima y de infraestructura con las que cuentan y que pueden afectar sus hábitos nutricionales. Además monitoreo lo que consumen antes, durante y después de sus prácticas para poder desarrollar protocolos que se adecuen a sus gustos y necesidades. La adherencia al protocolo, las sensaciones del mismo lo sigo monitoreando en mis visitas y se hacen las modificaciones pertinentes. Mi rol también consta en mucha educación nutricional a nivel interactivo como visitas al supermercado, talleres de cocina, creación de alimentos.

Por el nivel de profesionalismo que exigen unos JJOO y que el volumen de atletas con los que tenía que trabajar era pequeño (teníamos aproximadamente un poco más de 30 en el proceso y 11 clasificados), pude trabajar más individualizado, de forma que acompañé a algunos a sus torneos clasificatorios o campamentos, los veía como mínimo 1 vez a la semana a cada atleta, y estuve en comunicación constante con todos los que se estuvieron preparando en el exterior.

Puesto de asistencia del ciclismo de ruta

FMND: ¿Qué ha sido lo más difícil a lo que te has enfrentado respecto a nutrición deportiva durante estos Juegos Olímpicos Río 2016?

Siempre es un reto mantenerlos motivados con la comida que ofrece la Villa porque se llegan a cansar de la "poca variedad", además de mantenerlos lejos de las "tentaciones nutricionales" que sufren a veces por ansiedad ante la competencia.

FMND: ¿Cuál es el consejo más importante que les das a los atletas del Equipo de Costa Rica?

Son varios, pero principalmente que se mantengan enfocados con sus planes de alimentación, que no inventen nada diferente ni prueben cosas nuevas que podrían generar algún desbalance energético, mala recuperación o malestar gástrico. El otro sería que estén siempre pendientes de cuidar su hidratación por el clima y la humedad de Río.

FMND: ¿Algo más que nos quieras compartir de tu experiencia en Río 2016?

Tal vez un poco del papel de la nutrición en los Juegos, sé que ha tenido avances importantes pero aún falta que tenga más peso. En el comedor principal, por ejemplo, hay un puesto de información nutricional que nadie visita, tampoco encontré algún congreso u otra actividad paralela como lo hay en otras ramas de la medicina deportiva. Falta más presencia de nutricionistas deportivas latinoamericanas acompañando a sus delegaciones y creo que es responsabilidad nuestra el seguir trabajando duro para que nos tomen en cuenta como personal esencial y tener un papel más fuerte en los Juegos Olímpicos en general.